El vicepresidente primero regional, Ignacio González, ha advertido de que el proyecto Prado-Recoletos afecta "prácticamente" a todo el centro de Madrid y no solo a la Castellana o al Museo Thyssen y, por ello, ha insistido en que requiere "un análisis detallado", que no es "cuestión de pactos".

Así se ha expresado González al término de la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, donde se ha referido al anuncio que ha hecho esta mañana el ministro de Cultura, César Antonio Molina, de un "inminente" acuerdo entre su departamento, la Fundación Thyssen, y el Ayuntamiento de Madrid, extremo que poco más tarde ha confirmado el alcalde , Ruiz-Gallardón.

La Comunidad sigue defendiendo la construcción de un túnel en la zona para aliviar el tráfico.
El vicepresidente primero regional ha informado que la Comunidad no ha participado en "ninguna reunión" con el Ayuntamiento, la Fundación Thyssen ni con el Ministerio de Cultura para alcanzar acuerdos. En todo caso, ha insistido en que el desarrollo del plan Recoletos-Prados no es cuestión de "pactos a tres" y ha dicho que la presencia y la participación del ministro Molina en estos encuentros es "muy respetable", aunque, en su opinión, "no tiene nada que decir" sobre un proyecto que, ha insistido, es del Ayuntamiento de Madrid.

Asimismo, González ha vuelto a apoyar la solución de construir un túnel subterráneo en el área Recoletos-Prado para evitar problemas de movilidad en la zona, aunque ha admitido que la última palabra en este asunto la tiene el Ayuntamiento.