Un camión de la empresa Transmodal que transporta dos cisternas gigantes tardará dos días en hacer 15 kilómetros para llegar al Port de Barcelona.

Cada una de las cisternas mide 40 metros y pesa 250 toneladas y viajarán en barco hasta China.

Para que el camión pasara por algunos lugares ha sido necesario desmontar semáforos, señales, farolas y cortar el tráfico de algunas calles.