El entrenador de la Arandina dice que el vestuario está "tocado" tras la prisión a los jugadores

  • Diego Rojas reconoce que "no está siendo una semana fácil" para la plantilla pero cree que "ya toca hablar de fútbol".
  • El técnico del cuadro burgalés cree que la solución está en que el equipo se comunique e intente recuperar la normalidad lo antes posible.
  • Los futbolistas se remiten al comunicado emitido por el club.
  • Los acusados reconocen las relaciones sexuales.
Varios jugadores de la Arandina, en un entrenamiento.
Varios jugadores de la Arandina, en un entrenamiento.
TWITTER ARANDINA CF

El entrenador de la Arandina Club de Fútbol, Diego Rojas, reconoció este jueves que el vestuario "está tocado" tras la detención e ingreso en prisión de los tres jugadores del equipo como supuestos autores de una agresión sexual cometida contra una menor.

El técnico, tras admitir esta situación en el vestuario, calificó esta circunstancia de "normal" tras lo ocurrido y aseguró que su misión es "activarlo".

Tanto Rojas como el segundo capitán de La Arandina, Carlos Alonso, ofrecieron este jueves una rueda de prensa previa al partido que la Arandina tiene el domingo en Burgos.

Aunque habían advertido previamente que no iban a hacer más comentarios sobre el suceso que afecta a tres de sus jugadores, remitiéndose al comunicado que hicieron el día anterior, sí que reconocieron que está influyendo en el ánimo del vestuario.

"No está siendo una semana fácil", admitió Zazu, "pero, aparte del tema extradeportivo en lo deportivo, tenemos una buena dinámica. El domingo tenemos un partido importante y toca ya hablar de fútbol", agregó

Preguntado el entrenador sobre qué estrategia ha seguido esta semana para cambiar el ánimo del vestuario, aseguró que "la mejor acción es hablar cuando alguien está mal y la mejor terapia es hablar entre ellos mismos. Tenemos que apoyarnos y estar lo más juntos posible".

Reconoció que ha tenido que actuar de psicólogo, "pero el entrenador es siempre un psicólogo día a día", matizó, y concluyó que su misión es "estar cerca de los chicos" y procurar que haya unión entre ellos.

En cuanto a la necesidad de reforzar el equipo ante estas tres bajas, informó de que está viendo muchos vídeos y que está trabajando en ello "sin prisa, pero sin pausa".

Los tres jugadores arrestados el pasado lunes, el delantero Carlos Cuadrado Santos, de 24, el extremo Raúl Calvo de 19 y el portero Víctor Rodríguez Ramos de 22, se encuentran en prisión desde el miércoles por orden judicial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento