Baronesa Thyssen
La Baronesa Carmen Thyssen

El conflicto por la polémica reforma del eje Prado-Recoletos podría estar a punto de llegar a su final. El ministro de Cultura, César Antonio Molina, ha anunciado hoy la posibilidad de llegar a un acuerdo inminente entre su Ministerio, el Museo Thyssen y el Ayuntamiento de Madrid sobre dicha reforma que se conocerá "entre hoy y mañana".

Según ha confirmado hoy Molina en un desayuno informativo, el acuerdo al que podrían llegar los técnicos de las tres partes implicadas gira en torno a una antigua propuesta del Museo Thyssen, que supondría "carriles por un lado" y un mayor espacio entre la pinacoteca y los vehículos.

 

Según Molina, el acuerdo gira en torno a una antigua propuesta del Thyssen.

"Hay un acuerdo que conoce la baronesa porque yo se lo he explicado", ha asegurado el ministro. Carmen Thyssen amenazó en días pasados con trasladar el museo a otra zona de Madrid si se seguía adelante la propuesta de Gallardón.

Fuera de micrófonos, César Antonio Molina ha afirmado que desconoce cual será la postura de la Comunidad de Madrid sobre esa propuesta, mientras que en el caso del Ayuntamiento de la ciudad, el ministro ha subrayado que el consistorio sí está de acuerdo con la misma.

Molina ha expresado su convencimiento de que se está "en el buen camino", ha puntualizado que el Ministerio trata de "buscar la mejor solución para los ciudadanos" y el Museo Thyssen, y ha deseado que las conversaciones entre las partes "avancen muy rápidamente" para solucionar esta cuestión.

Por su parte, el arquitecto Juan Miguel Hernández León, coautor junto con Alvaro Siza del proyecto de reforma del Eje Prado- Recoletos, que disgustó a la baronesa Thyssen, ha señalado que están a la espera de que se formalice el acuerdo y que, dentro de las alternativas propuestas, podría aceptarse "la que se supone que van a proponer los técnicos del Thyssen".

Además, el máximo responsable de Cultura ha explicado que está en conversaciones con la baronesa para que el Estado español adquiera los más de 250 cuadros de su colección privada, que el Estado tiene en depósito sin ningún tipo de compensación económica hasta el año 2011.