El Ayuntamiento de Murcia va a ampliar el servicio de serenos a partir de finales de enero. Los vecinos y comercios de la pedanía de El Palmar (19.398 habitantes) y del casco antiguo de Murcia (30.464) contarán con 35 nuevos serenos, que avisarán a la Policía Local en cuanto vean a los jóvenes haciendo botelleo.

De momento, patrullan 12 serenos por El Carmen y otros 8 en Los Garres (27.628 habitantes). "La presencia de los serenos ha permitido que en algunas zonas donde se juntaban para beber en la calle ya no se hagan los botelleos", explicó ayer Dolores Carrillo, edil de Juventud del Ayuntamiento de Murcia tras presentar sus presupuestos para 2008.

La medida cuenta con el beneplácito de los vecinos de La Merced, que hasta ahora se habían quejado del ruido de los locales y del botelleo de los jóvenes en la zona de las tascas.

Rascarse el bolsillo

El servicio de serenos cuesta dos euros al mes para los vecinos y 20 para los comerciantes que lo soliciten, aunque el pago es voluntario. Los serenos patrullarán de 22.00 a 6.00 horas. Lo que más les solicitan los vecinos en este horario es que les acompañen a sus casas, a la farmacia o para sacar dinero al cajero de noche.

También los llaman los comerciantes que cierran tarde para que les acompañen mientras hacen caja o al regresar a casa con dinero.

Apoyo a relaciones personales

La Concejalía de Juventud quiere transformar la actual asesoría de sexualidad para jóvenes en una asesoría psico-social. En ella se ayudará a las relaciones personales de los jóvenes, sus habilidades sociales y comunicativas y las situaciones de violencia que sufran. También habrá una asesoría académico-laboral en la que se orientará sobre opciones de estudios, recursos formativos y para acceder al mercado laboral.