Arévalo y Bertín Osborne
Arévalo y Bertín Osborne, en el programa 'Mi casa es la tuya'. TELECINCO

Bertín Osborne está en la cocina de su casa, preparando la cena junto a los protagonistas de Perfectos desconocidos, la última película de Álex de la Iglesia, cuando suena su móvil. "Esta llamada es buena", dice Ernesto Alterio, uno de los actores del filme, al ver el nombre en la pantalla. Se trata de Paco Arévalo, cuyo distanciamiento estos últimos meses con Bertín, su amigo de años y compañero de profesion, ha dado juego a mil comentarios y elucubraciones, y a no pocas dosis de morbo.

El juego al que se han comprometido a jugar esta noche el presentador y sus invitados (el mismo sobre el que gira el guión de la película de De la Iglesia: dejar el móvil en la mesa y hacer público el contenido de todas las llamadas y mensajes que entren) obliga a Bertín a contestar en modo 'manos libres': "Estoy en Madrid y me encantaría ir a verte y darte un abrazo", se le oye decir a Arévalo, con la voz algo entrecortada. "Pues venga, vente", responde el presentador, tras un breve intercambio de frases. Poco después, el cómico se presenta en la casa, portando un gran ramo de flores y con los ojos humedecidos.

Y así, como si del guión de una comedia romántica se tratara (adelantado ya en las redes sociales hace unos días), Bertín Osborne y Paco Arévalo hicieron finalmente las paces este miércoles ante las cámaras, durante el programa Mi casa es la tuya (Telecinco), y con los actores invitados Pepón Nieto, Juana Acosta, Dafne Fernández y el mencionado Ernesto Alterio, como testigos.

"Torpeza"

El presentador y el humorista, que durante décadas fueron uña y carne, habían estado sin hablarse a raíz de una fotografía que Arévalo publicó en redes sociales en la que aparecía el rey emérito Juan Carlos I junto a la infanta Elena, el propio Bertín y otros amigos, en una comida privada en la que Arévalo era el anfitrión. "A Bertín es al que menos gracia le hizo, porque tenía que haberle pedido permiso a él. Me dijo 'quita la puta foto esa', y desde entonces nada más nos hablamos por WhatsApp, solo me contesta sí, no y qué bien", comentó el humorista en el programa Deluxe de Telecinco.

Sentados ambos ahora en el sofá del salón de la casa de Bertín, y en actitud relajada, el presentador y cantante quiso aclarar los motivos de su malestar, un enfado que, en cualquier caso, "no era para tanto". En resumen: la "torpeza" de Arévalo al publicar una fotografía que Bertín consideraba personal, y las visitas posteriores del cómico a programas de televisión, que contribuyeron a avivar el malentendido.

Arévalo, por su parte, explicó que en ningún momento quiso que sus actos provocasen este distanciamiento y aseguró que a raíz de sus palabras en las entrevistas de televisión se generaron unos rumores que no eran ciertos. Quiso aprovechar, por cierto, para destacar el apoyo que sintió por parte de Belén Esteban en todo este asunto.

En cuanto al resultado del juego de los móviles, los espectadores pudieron escuchar cómo Ernesto Alterio parece estar planeando unos cuantos retoques estéticos, que a Paz Padilla le gustaría volver a grabar con Bertín, o una divertida conversación conversación entre Pepón Nieto y su fontanero. Bertín, por su parte, se vio obligado a aclarar un mensaje dejado por Terelu Campos: "¿Sabes que somos la pareja del año?".