La Policía Local de Gijón detuvo ayer a un varón de 24 años que estrelló su coche contra otros seis, en la calle Prendes Pando. Eran las cinco de la mañana. Su nivel de alcohol en sangre era el cuádruple del permitido. Por si fuera poco, no podía conducir, ya que tenía retirado carné por otra infracción anterior. Le acusarán de dos delitos, uno contra la seguridad vial y otro contra la administración de justicia.