Marea Blanca
'Marea blanca' convocada por la Plataforma Salamanca en enero de 2017. EFE

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), la organización sindical mayoritaria en el sector, ha acordado emprender movilizaciones en todo el país en el primer trimestre de 2018 para expresar su malestar por la "descomposición" de la sanidad pública y no ha descartado convocar una huelga.

En un comunicado, la CESM, a la que pertenecen más de 50.000 médicos, ha informado de que así lo ha decidido su comité ejecutivo, si bien aún no ha concretado la forma que adoptarán dichas protestas.

El presidente de la organización, Tomás Toranzo, y el secretario general, Francisco Miralles, han avanzado que "con seguridad" habrá concentraciones ante el Ministerio de Sanidad y protestas contra el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y han advertido: "y desembocarán en una huelga si no nos dejan otra salida".

Según el sindicato, la lista de "agravios que ha colmado el vaso de la paciencia de los médicos españoles es numerosa, económica, laboral y profesionalmente hablando".

Antes de iniciar las protestas y "ante la inoperancia" del Ministerio de Sanidad, la CESM ha apuntado que trasladará sus reivindicaciones específicas a los portavoces de los grupos parlamentarios.