Un arroz con sabor a despedida
Estrenarán nueva residencia: un edificio de 7.000 metros cuadrados. (Patricia Cachinero)
Tras más de dos años de espera, a principios de la semana que viene, los mayores de la Residencia Regina se mudarán por fin a su nuevo emplazamiento en el barrio del Guadalquivir. Estrenarán nueva residencia: un edificio de 7.000 metros cuadrados que dará cobijo a 99 personas. Para festejar su traslado y despedir a los residentes, la Taberna Regina les ofreció ayer un emotivo y multitudinario perol a modo de despedida.