Theresa May
La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, en la imagen que acompaña a la carta. UK

Las implicaciones del Brexit del Reino Unido, su salida de la Unión Europea, tiene muchas implicaciones y cada vez está más cerca el momento en el que se produzca la rotura definitiva con la UE, por lo que el gobierno de la isla quiere atar cabos.

Uno de ellos es el de los extranjeros residentes en el país, unos 3 millones de ciudadanos de la UE que hasta ahora residían allí bajo la premisa de la libre circulación de personas y bienes (entre ellos, más de 100.000 españoles).

Muchas de estas personas han recibido ahora un email firmado por la primera ministra, Theresa May, que intenta tranquilizarles y explicarles qué implicará para ellos el Brexit, con la supuesta premisa de que las negociaciones con la UE "den prioridad a las personas".

Titulado "Carta a los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido", comienza: "En mi calidad de primera ministra del Reino Unido, me enorgullece que más de 3 millones de ciudadanos de la UE hayan elegido establecer sus hogares y medios de subsistencia aquí en nuestro país", comienza diciendo May en un extenso texto.

"Valoro enormemente la profundidad de las contribuciones que ustedes hacen, enriqueciendo cada parte de nuestra economía, nuestra sociedad, nuestra cultura y nuestra vida nacional", continúa May, volcada con las alabanzas, para acabar diciendo: "Sé que nuestro país sería más pobre si te fueras y quiero que te quedes".

Y para lograr esta permanencia, a pesar de que el supuesto exceso de inmigración fue uno de los motivos principales por los que el Reino Unido decició abandonar la UE, May asegura que ha trabajado "sistemáticamente para proteger sus derechos -junto con los derechos de los ciudadanos británicos que viven en los países de la UE-", algo que ha sido, dice, su "prioridad principal".

Se permitirá "ausentarse del Reino Unido hasta cinco años sin perder su estatus de asentado"  Una de las cuestiones más importantes es cuándo se produjo la llegada del extranjero comunitario al Reino Unido. "Usted tomó la decisión de vivir aquí antes de que el Reino Unido abandonara la UE. Así que quiero que puedan seguir viviendo sus vidas como antes".

Pero la primera ministra sabe de la zozobra que un cambio así produce en quienes no tienen nacionalidad británica. "Sé que en un tema de tal importancia para ustedes y sus familias que ha habido una ansiedad subyacente que sólo podría ser abordada cuando los detalles exactos de algunos asuntos muy complejos y técnicos hubieran sido definidos y se hubieran puesto las bases para un acuerdo formal".

A continuación May explica que tras el Brexit los derechos de los extranjeros "quedarán recogidos en la legislación británica" y además, "cuando proceda, nuestros tribunales tendrán debidamente en cuenta la jurisprudencia pertinente del TJCE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea), y también hemos acordado que durante un período de ocho años -cuando la jurisprudencia existente no sea clara- nuestros tribunales podrán optar por solicitar al TJCE una interpretación antes de tomar su propia decisión"."P

"Puede estar seguro no sólo de que sus derechos estarán protegidos en nuestros tribunales, sino también de que habrá una interpretación coherente de estos derechos en el Reino Unido y en la Unión Europea", intenta tranquilizar May.

¿Puedo quedarme definitivamente?

May aclaraba en la misiva electrónica que "si usted ya tiene cinco años de residencia continua en el Reino Unido en el momento en que salgamos de la UE - el 29 de marzo de 2019 - usted será elegible para el estatus de residente permanente", también conocido como estatus de asentado. En ese caso, además se permitirá "ausentarse del Reino Unido hasta cinco años sin perder su estatus de asentado, más del doble del período permitido por la legislación actual de la UE".

En caso contrario, "si usted ha estado aquí por menos de cinco años podrá quedarse hasta que haya alcanzado el umbral de cinco años". Para todos los trámites, promete May "habrá un proceso transparente, fluido y ágil que le permitirá solicitar su estatus a partir de la segunda mitad del próximo año", dice el email, que añade que "si usted ya tiene un documento de residencia permanente válido, podrá convertirlo" a uno de los nuevos estatus "de forma gratuita".

Si el extranjero está solo pero quiere reclamar la reunificación familiar también podrá hacerlo: "los miembros de su familia cercana podrán reunirse con usted aquí en el Reino Unido después de que hayamos abandonado la UE. Esto incluye a los cónyuges actuales, parejas no casadas, hijos, padres y abuelos dependientes, así como a los hijos nacidos o adoptados fuera del Reino Unido después del 29 de marzo de 2019".

El email especifica que los derechos de asistencia sanitaria, pensiones y otras prestaciones seguirán siendo los mismos que en la actualidad. Pero además seguirá estando en vigor la tarjeta sanitaria europea del Reino Unido. Esto incluye, por ejemplo, "a los turistas durante su estancia, los estudiantes durante la duración de su curso y los nacionales del Reino Unido residentes en otro Estado miembro de la UE".

Laboralmente, habrá acuerdos para la convalidación de oficios y estudios "por ejemplo para médicos y arquitectos".

Pero como los acuerdos y términos concretos aún están pendientes de ser fijados en las negociaciones con la UE, May termina el email diciendo: "Ahora mismo no tienes que hacer nada en absoluto". Y antes de despedirse desea "a ustedes y a todas sus familias una gran Navidad y un muy feliz Año Nuevo".