El diputado de Podemos en la Junta General del Principado de Asturias Enrique López ha dicho este martes a la consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo, que "aún queda tiempo" para negociar el presupuesto para 2018, aunque advierte al Ejecutivo del socialista Javier Fernández de que debe "poner sobre la mesa algo real".

Así lo ha asegurado durante su fijación de posiciones en la última de las comparecencias en la Comisión de Hacienda y Sector Público que se han celebrado desde el día 4 de diciembre en el parlamento asturiano para analizar el proyecto presentado por el Gobierno.

"Aún queda tiempo, señora consejera, pero deben poner sobre la mesa algo real, porque su actual inmovilismo hace muy complicado cualquier acuerdo. Ustedes se encuentran cómodos con unas cuentas que acordaron con el PP y en ese camino, no nos van a encontrar. En su mano está", ha zanjado el diputado de la formación morada.

Al respecto, Dolores Carcedo ha insistido en que se trata de un documento "abierto y sólido para el acuerdo". "Seguiremos buscando el acuerdo hasta el último momento; otros tienen que demostrar también que existe compromiso", ha apuntillado, remarcando la referencia de Podemos a que hay "tiempo" para la negociación, "pese a que moleste a otros grupos de la Cámara".

No obstante, desde Podemos no han dudado en reprochar unas cuentas "claramente continuistas de las aprobadas con el PP en 2017", reclamando "apuestas políticas claras y concretas", con la integración de la red de escuelas de 0 a 3 años, entre las principales peticiones.

"No vamos a comprometernos con ustedes en base a la fe, porque tenemos muchos ejemplos de que sus informes, estudios, proyectos, son papel mojado", ha dicho, recriminando que el Gobierno esté acostumbrado "a acordar barato para que nada cambie".

Por su parte, Gaspar Llamazares (IU) ha reiterado su mensaje de "posibilidad de acuerdo, negociación y diálogo para despejar incertidumbres" siempre que el Ejecutivo se atreva a dar "algunos pasos más en compromiso político, gestión más transparente y liderazgo".

Desde el PSOE, la diputada Margarita Vega ha destacado el compromiso del proyecto presupuestario con las entidades locales o el avance que supondría en la función pública, calificando de "hito" la oferta pública de empleo con casi 4.500 plazas "que repercutirán en la mejora de servicios y la estabilización de empleo público".

C'S, FORO Y PP CRITICAN EL PROYECTO Y LA GESTIÓN DEL GOBIERNO

Para el diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé, sin embargo, se trata de un proyecto "decadente". "Han perdido para nosotros el crédito necesario para aprobar unos presupuestos", ha dicho a la consejera. Además, ha aprovechado para afear el habitual retraso con que el proyecto presupuestario entra en la Junta General, afirmando que "incumplir de manera reiterada" los plazos fijados en el Estatuto de Autonomía "deslegitima la labor parlamentaria".

La consejera ha argumentado que las negociaciones previas, la pluralidad de la Cámara asturiana y los plazos en que se aprueban los Presupuestos Generales del Estado dificultan que las cuentas autonómicas puedan registrarse en la Junta General antes del último trimestre del año, como marca la norma estatutaria. En ese sentido, ha señalado la reforma del Estatuto como oportunidad para revisar y adaptar los plazos.

Para la portavoz parlamentaria y presidenta de Foro, Cristina Coto, el "mantra" del Gobierno sobre las bondades del presupuesto ha quedado "contestado" por expertos, instituciones y agentes sociales en sus comparecencias en sede parlamentaria. Además, ha insistido en su demanda de rebaja fiscal y reducción del sector público autonómico. "El Gobierno se limita a ver pasar el tiempo sin comprometerse con la inversión y negando la recuperación de la comunidad", ha dicho.

El diputado del PP José Agustín Cuervas-Mons ha sido uno de los más críticos con el proyecto presupuestario, exigiendo "responsabilidad" tanto al Gobierno como a los grupos "que hacen el juego diabólico de deshojar la margarita" para aclarar si hay disposición real de aprobar las cuentas del año que viene.

Además, ha centrado buena parte de su intervención en lamentar que el Ejecutivo de Javier Fernández no contemple rebajas de impuestos que avancen sobre el acuerdo del año pasado entre PP y PSOE en Sucesiones y Donaciones, que dio luz verde al presupuesto de 2017.

Según Cuervas-Mons, el problema del proyecto para 2018 "no son los números, sino el lastre de una gestión socialista de casi 30 años", asegurando que muchas de las novedades que destaca el Gobierno son "proyectos arrastrados, no nuevas inversiones".

Consulta aquí más noticias de Asturias.