Sequía, río, agua
Sequía, río, agua ARCHIVO

La oficina técnica de la sequía se reunirá el lunes que viene, día 18, para evaluar el nuevo escenario tras las intensas lluvias caídas durante la jornada del domingo y la madrugada del lunes, que incrementaron de forma considerable el nivel de los embalses.

Pero el director xeral de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez, advierte: "sería un error pensar que con este fin de semana y con esta borrasca 'Ana' se han superado los problemas de sequía hidrológica que tenemos".

En declaraciones a Europa Press, de hecho, el alto cargo avanza que la vuelta a la situación de prealerta por sequía en alguna de las zonas de la demarcación Galicia-Costa "no es algo que parezca probable". Actualmente, todos los subsistemas se encuentran en alerta, al igual que ocurre en la cuenca del Miño-Sil.

La cita del próximo lunes estaba programada debido a la preocupación que generaba el área de Vigo y su abastecimiento, según explica Rodríguez. "Ahora el escenario ha cambiado pero probablemente la mantendremos para hacer el análisis del impacto que estas lluvias hayan podido tener a nivel general", expone.

Tras cinco estaciones secas o muy secas, el director xeral destaca que "no es previsible que haya variado tanto la situación" en 24-48 horas como para que alguno de los sistemas regrese a la declaración de prealerta, aunque avisa de que esa es su convicción y "a lo mejor" al arranque de la semana que viene hay "alguna sorpresa".

Para determinarlo, los técnicos realizarán las mediciones de los aforos y revisarán todos los indicadores al término de esta semana. Al respecto, Roberto Rodríguez subraya que "el peso fundamental" residirá en el estado del caudal de los ríos y las aguas subterráneas, pues, como lleva repitiendo en las últimas semanas, la comunidad afronta una sequía "hidrológica".

Si bien el volumen de ocupación de los embalses ha aumentado, el responsable de Augas avisa de que las subidas en la generalidad de la demarcación no han sido "tan intensas" como en el de Eiras -el que abastece a Vigo y su área-.

CABALLERO, "IRRESPONSABLE"

"Sería terrible pensar que hemos superado la sequía o que la sequía se ha acabado... Sería un tremendo error", insiste, antes de calificar de "irresponsable decir que esto se ha acabado", como hizo este lunes el alcalde olívico, el socialista Abel Caballero.

Así, en caso de continuar con un déficit de precipitaciones y si no hay "continuidad" en las lluvias, el efecto de este episodio de precipitaciones torrenciales "se va a diluir de forma muy rápida", según augura el titular del organismo autonómico.

"Mucho antes de lo que nos esperamos podemos estar en la situación en la que estábamos antes de la borrasca 'Ana", llama la atención, para reiterar la relevancia del ahorro y la concienciación en cuanto a un uso eficiente del agua.

Por su parte, indica que "se va a seguir por el momento manteniendo la alerta hasta que los técnicos decidan que hay que analizar otros escenarios más favorables o menos favorables".

LOS ARRASTRES "PUEDEN TARDAR"

Cuestionado por el arrastre de cenizas de zonas que ardieron en octubre en la ola de incendios que asoló Galicia, el director xeral afirma que "hay un trabajo previo" y asegura que "de momento", con información de este mismo martes, "no se ha detectado" y "no hay constancia de que eso haya ocurrido".

Sin embargo, no lo descarta, puesto que "muchas veces los arrastres pueden tardar" y "no llegan inmediatamente". Es por eso que Augas de Galicia está "haciendo un seguimiento", para evitar una afección a la calidad del agua tanto de captación para consumo humano como al sector marisquero, en la desembocadura de los ríos.

Por el momento, según insiste, "no se ve una afección mayor de la que es habitual para un episodio de lluvias torrenciales" como el que vivió la comunidad gallega.

"HUBIÉRAMOS PREFERIDO OTRA LLUVIA"

El responsable de Augas ironiza con que, si se le hubiera preguntado, hubiera preferido "otro tipo de lluvia, menos torrencial". "Hubiéramos optado porque hubiera llovido lo mismo pero a lo largo de más días, no tan concentrado", apunta.

Incide así en la idea de "la continuidad" como cualidad relevante para que se recarguen las reservas hídricas. Y señala lo que sería deseable: "una cadena de dos o tres borrascas", eso sí, no con la intensidad de 'Ana', y sin periodos en los que no llueva nada, como se dieron en noviembre.

EN EIRAS LLOVIÓ MUCHO Y DONDE TENÍA QUE LLOVER

El embalse que abastece a Vigo y su área, el de Eiras, prácticamente duplicó su capacidad con el paso de la borrasca, de forma que si estaba a un 38%, ahora supera el 73%.

Para explicar el motivo de este incremento tan "llamativo", Roberto Rodríguez resalta que "justo en esa cuenca ha sido donde ha llovido con mayor intensidad y, además, en la parte alta de la cuenca, lo que ha permitido que el embalse recogiera gran parte de esas precipitaciones".

Precisamente, según contrapone, esto fue lo que no ocurrió en otros puntos, puesto que, por ejemplo, el hecho de que algunos ríos se desbordasen -en Galicia son cortos- implica que el agua que cayó no se traducen en una recarga efectiva del sistema gallego.

MIÑO-SIL, ESTE MIÉRCOLES Y EN ENERO

Por su parte, la confederación hidrográfica del Miño-Sil, que también tiene declarada la alerta por sequía para toda la cuenca, celebrará una reunión este miércoles que servirá para dar cuenta de la situación a la junta de gobierno.

No será hasta los primeros días del mes de enero cuando este ente celebre un encuentro para estudiar posibles cambios, según han informado fuentes de la confederación Miño-Sil consultadas por Europa Press.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.