Empresarios, CC OO y UGT aúnan esfuerzos para reducir la siniestralidad laboral en la provincia de Málaga. Ayer se reunieron por primera vez para hablar exclusivamente de cómo ambas partes van a atajar los accidentes laborales, que este año se han llevado la vida de 14 personas en su puesto de trabajo y de otras 23 de camino o al regreso de él.

Los mayores índices de siniestralidad se dan en firmas con menos de seis trabajadores (más del 90% de las 120.000 de la provincia). Precisamente, los sindicatos carecen de representantes en estas empresas y buena parte de ellas tampoco están entre las 75.000 afiliadas a la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

Parte de la solución

La propuesta sindical es que miembros de estos colectivos y de los empresarios visiten las firmas pequeñas para comunicarles prácticas de prevención de accidentes. Es una de las medidas que nacen del convenio planteado por CC OO y UGT. La CEM dio un sí inicial y el 15 de enero dirá si pone algún matiz al convenio.