La juez de Instrucción número 19 de Sevilla ha citado nuevamente a declarar el próximo mes de enero de 2018 a las cuatro personas detenidas por el triple crimen de Sandra Capitán Capitán, de 26 años; de su hija, Lucía Begines, de 6 años, y de su compañero sentimental, un hombre de 55 años conocido como el Turco, cuyos cadáveres fueron hallados en la madrugada del 2 de octubre en una vivienda de Dos Hermanas.

En una providencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la juez Ana Escribano cita a declarar el día 19 de enero a R.G.H., conocido como el 'Pollino' y que confesó el triple crimen tras ser detenido; a su mujer, M.M.O.; al padre del 'Pollino', R.G.G., y al monitor de boxeo identificado como D.R.H..

La juez acuerda librar los oportunos oficios a los centros penitenciarios de Huelva y El Puerto de Santa María (Cádiz) para la excarcelación de los investigados e insta al abogado de la mujer del 'Pollino' a "cuidar" de la comparecencia judicial de su patrocinada "dicho día y hora".

Asimismo, y por medio de esta providencia fechada el día 4 de diciembre y consultada por Europa Press, la magistrada señala el día 19 de enero para practicar una diligencia de careo entre el 'Pollino' y el monitor de boxeo, por un lado, y entre éste y el padre del 'Pollino', por otro.

El pasado 3 de octubre, cabe recordarlo, la magistrada ya ordenó el ingreso en prisión del 'Pollino', su mujer y su padre, mientras que días más tarde fue detenido y también ingreso en prisión el cuarto implicado por tres presuntos delitos de asesinato y otros tres delitos de detención ilegal, en el marco de un crimen que estaría relacionado con una deuda vinculada al narcotráfico.

Los tres primeros detenidos dentro de este caso son los propietarios de la vivienda ubicada en el número 168 de la calle Cerro Blanco de Dos Hermanas donde fueron hallados los cadáveres, que aparecieron enterrados en sosa cáustica y bajo un bloque de hormigón en un pozo de la casa.

EN UN POZO

Sandra Capitán, embarazada, y su hija Lucía desaparecieron el sábado día 16 de septiembre, fecha en la que también se perdió la pista de la pareja de Sandra, un varón de nacionalidad turca de 55 años con antecedentes policiales por delitos contra la salud pública.

La excavación comenzó el sábado día 30 de septiembre en la vivienda citada al contar los investigadores con importantes indicios de que podría haber varios cuerpos enterrados bajo una losa de hormigón en un pozo de la casa.

Debido a la complejidad de la actuación, la Policía Nacional contó con la colaboración de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que llegó a trasladar desde su sede en Morón de la Frontera una máquina excavadora.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.