En declaraciones a los medios, el regidor olívico ha señalado que los últimos estudios realizados en los laboratorios de la empresa "ponen de relieve que el agua de Vigo es potable cien por cien, y que se cumplen todos los parámetros".

Además, ha puntualizado que los resultados siempre fueron en ese sentido, incluso en las muestras analizadas en Coruxo, o en otras zonas, en las que las análiticas de la Xunta reflejaron porcentajes de hierro por encima de lo recomendado.

Caballero ha incidido en que "es la segunda vez" en que los datos de la Xunta y los de la concesionaria son diferentes, y ha concluido que "los análisis que hace otra institución no son adecuados". "El agua de Vigo es potable y no ha dejado de serlo en ningún momento, y los que siembran dudas, tendrán que decir por qué", ha subrayado, al tiempo que ha proclamado que, desde que es alcalde de la ciudad, "el agua siempre fue potable".

"El que hace mal el análisis debe responder por qué", ha advertido Abel Caballero, quien ha apuntado que las diferencias en los resultados de los estudios y todo lo que está pasando en torno a la calidad del agua en la ciudad "no es casualidad".

Por otra parte, el regidor ha insistido en que, aunque la sequía haya acabado, el trasvase de emergencia en el río Verdugo deben hacerse

porque "el problema no está resuelto", y la presa de Eiras sigue siendo insuficiente para abastecer a más de media docena de municipios.

Asimismo, ha reiterado que las actuaciones en esa materia son competencia de la Xunta y criticado la "actitud hostil" de la administración autonómica hacia la ciudad. "El trasvase lo va a pagar Vigo, porque si no, la Xunta no lo hace", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.