BORDADORA
La bordadora MªÁngeles Espinar. ARCHIVO

Tiene la vista estupenda pese a que lleva toda la vida bordando a mano, sobre todo mantones de manila. Uno bueno pesa tres kilos y tiene seis meses de trabajo.

María Ángeles Espinar recibió ayer en Madrid, muy emocionada, la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes junto a Ana Belén, Fosforito y Enrique Ponce, entre otros. Matilde Coral, también premiada, lució un mantón dorado que llevaba el sello de esta artesana.

¿Qué significa este premio?

Muy importante. Jamás había soñado con él.

¿Su primera puntada?

Fue con 12 años en un mantón crudo de 6 pesetas. Mi tía me dijo que tenía una puntada muy bonita.

¿Y en qué se nota eso?

En las flores más pequeñitas que lleva el mantón.

¿Cómo era el taller familiar?

Nos reíamos mucho. Cada una llevaba una latita de bonito con cisco, picón o carbón para no pasar frío.

¿Para quién ha bordado?

Para las infantas Elena y Cristina, la duquesa de Alba, Camila Parker, la reina de Nepal, Isabel Pantoja o la duquesa de Nervión.

¿Algún mantón único?

A la princesa Letizia le bordé uno verde agua con la corona real, la torre del Oro y la Giralda. Me encanta Sevilla.

¿Qué le dijo la princesa?

Que le encanta, pero que no sabe cuando ponérselo. Seguro que ahora que me conoce se lo pondrá.

¿Un deseo?

Vérselo antes de morirme.

¿Cómo se debe guardar?

Nunca en plástico y sí en papel de seda o paños de algodón y en una caja de cartón. Se le echa laurel para repeler a los bichos y puros para conservarlo.

BIO

Nació hace 70 años en Villamanrique de la Condesa. Es hija y sobrina de bordadoras. La heredera de su arte, su hija.