La Reserva Federal de EE UU, el Banco Central Europeo y los bancos centrales de Inglaterra, Suiza y Canadá acordaron ayer unirse para hacer frente de manera coordinada a la crisis internacional de liquidez. La iniciativa implica, entre otras medidas, la creación de un mecanismo temporal de subastas por parte de la Reserva Federal, que ofrecerá 40.000 millones de dólares en fondos de emergencia en dos subastas la semana próxima. La tercera y cuarta subasta se realizarán el 14 y 28 de enero, respectivamente, por volúmenes que se fijarán el próximo mes.

Esas operaciones permitirán a los bancos con problemas de liquidez recaudar fondos a corto plazo con los que seguir ofreciendo préstamos a negocios y consumidores.