Rueda de prensa de CCOO sobre hostelería en Valladolid
Rueda de prensa de CCOO sobre hostelería en Valladolid EUROPA PRESS

Así lo han explicado en rueda de prensa el secretario general de la Federación de Servicios de CCOO en Valladolid, Raúl García, y la responsable provincial de Hostelería en el sindicato, Montserrat Noriega.

Raúl García ha incidido en que tanto el turismo como el sector de la hostelería han crecido constantemente desde 2014, en el caso de Valladolid en torno a un 25 por ciento, y supone una aportación a la economía de la ciudad cerca del 18 por ciento, por lo que considera que están "legitimados" para reclamar mejoras en el convenio colectivo que expira a finales de año y denunciar y erradicar el fraude existente.

Así, ha concretado que hay dos tipos de fraude principales en la hostelería, uno la "infracotización" con la contratación por diez horas semanales pero trabajo a jornada completa, por las 40 horas, algo que hay que "atajar ya" y que supone una de las consultas que más reciben en la asesoría del sindicato.

Otro de los fraudes, a juicio de CCOO, es el exceso de jornada, que no se paga, que se produce en el 90 o 95 por ciento de empresas y que supone al menos media hora más al día no cotizada. García ha explicado que esta media hora más supone 144 horas extra por trabajador al año, lo que en 10.600 trabajadores eleva a 1,5 millones las horas extra cada ejercicio.

Así, según este supuesto, ha señalado que se podrían contratar 850 trabajadores a jornada completa y salarios por importe de 13,3 millones, lo que supondría ingresos a la Seguridad Social de cuatro millones por parte de los empresarios y 625.000 de los empleados y el pago del IRPF por importe de más de un millón, entre otros conceptos. En total, CCOO calcula que el fraude se eleva a 20 millones en caso de media hora.

AYUDA PARA DENUNCIAR

Ante esta situación, Comisiones promoverá la denuncia ante la Inspección Laboral y tratará de que los trabajadores pierdan el miedo a denunciar, para lo que han desarrollado herramientas para que sea "muy fácil" como un formulario a través de internet y la posibilidad de que el sindicato denuncie ante la autoridad laboral, sin que suponga revelar la identidad del trabajador.

De la misma forma, el sindicato elaborará un censo de empresas que llevan a cabo malas prácticas y considerarán la difusión de los establecimientos que, ante la reiterada visita de la inspección, no cambian su forma de actuar. García ha afirmado que es "habitual" que se produzcan estas malas prácticas, no sólo en contratación, sino también en materia de seguridad y salud o higiene en el trabajo.

Precisamente en línea con estas prácticas, el sindicato pedirá que haya un control horario de los trabajadores del sector para evitar las horas extras y el alargamiento de la jornada que luego es difícil de demostrar, para lo que también ha reclamado el compromiso de la autoridad laboral, de manera que se puedan canalizar estas acciones.

Noriega ha concretado que si se tienen plantillas con las horas "reales" de trabajo para la Inspección vale muchísimo y, de hecho, incluso se ha dado validez a las que se han hecho llegar en ocasiones por mensajes a través de Whatsapp.

Esta reclamación se llevará a cabo en el marco de la negociación del nuevo convenio colectivo toda vez que la vigencia del actual termina este año.

A este respecto, Montserrat Noriega ha afirmado que esperan que el proceso de negociación no dure como con el anterior convenio y sea como "un embarazo", nueve meses, y que se constituya la mesa de negociación en la primera quincena de enero.

SALARIOS HOMOGÉNEOS

La principal intención del sindicato es que los convenios provinciales sean lo más homogéneos en Castilla y León, dado que se desarrolla el mismo trabajo y pretenden unificar salarios y categorías en una misma tabla, para lo que ha explicado que toman como referencia el convenio de León.

Así, se pretende una subida que rondará el 5 o el 6 por ciento (un camarero cobra 1.036 euros brutos y una camarera de piso en torno a 923), dada la buena marcha del sector, para un convenio cuya duración esperan que se incremente, ya que los dos años de vigencia del último se establecieron para facilitar las cosas durante la crisis.

Dentro de las cuestiones salariales, CCOO ha abogado por que las camareras de piso asciendan de nivel cuando hayan superado los tres años, ya que están por debajo de los camareros. A este respecto, Montserrat Noriega ha afirmado que estas empleadas tienen exceso de trabajo, sobrecarga muscular que hace que todas estén "empastilladas" y un número de habitaciones que "no es normal", a veces hasta 30, cuando consideran que el máximo debería estar en 18.

La responsable de Hostelería de CCOO ha recordado que cuando se entra en un hotel lo primero que se percibe es la habitación y, si no se ha limpiado adecuadamente la imagen no es buena, algo que ha recordado que van en línea de la patronal, que insiste mucho en la profesionalización.

Noriega ha añadido que otras de las reivindicaciones pasan por regular los "servicios extras", desde los horarios y los desplazamientos fuera de la ciudad hasta las comidas o la ropa, que en muchas ocasiones se pagan los propios trabajadores. En este sentido, también se reclama establecer un rango de comensales, ya que son muy grandes, de manera que se concreten en un máximo de 15 por empleados para bodas, banquetes y eventos.

El sindicato ha convocado a los trabajadores del sector a una asamblea que tendrá lugar en el Salón de Actos de CCOO el lunes, 18 de diciembre, a las 11.30 horas.

CCOO ha pedido la participación "activa" y ha llamado a la unidad de acción, con una plataforma "conjunta" con UGT, al tiempo que para luchar contra el fraude ha pedido el compromiso de todos los agentes, las administraciones, la autoridad laboral y también las asociaciones de empresarios, para que tengan "altura de miras", ya que ha llegado el momento de la recuperación de los derechos perdidos y del poder adquisitivo.

Los responsables sindicales han apuntado que el sector gana mucho a costa de los trabajadores, que no tienen ni derecho a tiempo para acudir al médico, cuando el sector ha ganado 140 millones de euros el último año, unos 400.000 euros al día.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.