Pobreza.
Pobreza. EUROPA PRESS

Más de medio millón de personas en Cataluña se pueden considerar 'trabajadores pobres', según los datos que ha presentado este martes la Taula d'entitats del Tercer Sector Social de Catalunya, que representa a més de 3.000 entidades sociales.

La entidad ha desgranado los datos extraídos del informe Ocupación de calidad: una respuesta al fenómeno de los trabajadores y trabajadoras pobres. Para la coordinadora del estudio, la profesora titular de Economía Aplicada de la Universitat de Lleida, Maria Àngels Cabasés, y su equipo, la recuperación económica no se está traduciendo en una creación de ocupación neta y de calidad.

Persiste el elevado paro juvenil y la tasa de temporalidad y de contratos parciales se incrementa. De ello se deriva la imposibilidad de estos empleados de poder acceder a una vivienda. Y también un mayor riesgo de padecer trastornos mentales. Según este informe, las personas que padecen precariedad laboral presentan entre 2 y 7 veces un mayor riesgo de pasar por una depresión.

Entre 475.300 y 692.000 asalariados catalanes no llegan a los 1.171 euros brutos al mes de sueldoUno de los indicadores que preocupa es el del aumento de la cifra de 'trabajadores pobres' en Cataluña, que subió en 30.000 personas durante el año 2016.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) indica una tasa de riesgo de pobreza en Cataluña en 2016 del 12,6% de los hombres ocupados (218.500 personas) y un 11,2% de las mujeres (167.100). Un total de de 385.000 contaban con una renta disponible por debajo del umbral del riesgo de pobreza. En 2016 había 29.100 ocupados más en esta situación que en 2013.

234.600 trabajadores con menos de 710 euros al mes

En 2016, 234.600 asalariados ganaron un salario medio mensual inferior a los 710,1 euros, un 90% de los cuales con una jornada laboral a tiempo parcial. Otros 250.700 trabajadores ganaron entre los 710,1 y los 1.002,8 euros, un 51,1% de ellos con contratos a tiempo completo. El salario medio mensual bruto en Cataluña se sitúa en los 1.952 euros y no llegan a los 1.171 euros brutos, el umbral para poder llevar una vida digna como afirma la Carta Social Europea, entre 475.300 y 692.000 asalariados.

Pimec reconoce el "abuso" de la contratación temporal

El presidente de Pimec, Josep González, ha reconocido este martes un "abuso" en la contratación temporal por parte de las empresas, pero ha rechazado que la solución sea penalizar con cotizaciones sociales más altas.

"Aceptamos que hay un exceso de contratación temporal, pero arreglar las cosas a base de penalizar no es la solución, sino un error. Tiene unas causas que deben afrontarse, como la excesiva rigidez de los contratos  fijos", ha dicho González en un encuentro con prensa para abordar la coyuntura económica y política.

Para la patronal catalana, la solución no es tanto abaratar el despido, sino que "la empresa disponga de agilidad para regular sus contratos".

En cuanto a salarios, González ha considerado que es "lógico" que las empresas los aumenten si han superado la crisis, pero ha matizado que no se puede generalizar una subida salarial en todos los sectores porque algunos aún arrastran las consecuencias.

Las pensiones es otro tema que cree que el Gobierno central debería abordar: "Todos sabemos que hay dificultad para atenderlas, pero queríamos dejar claro que el problema no se puede arreglar subiendo las cotizaciones a la seguridad social porque en España las cotizaciones ya son altas".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.