Un agente durante uno de los registros
Un agente durante uno de los registros CNP

La investigación se inició a raíz de la denuncia interpuesta por el Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Oriental en la que se informaba de una posible actividad ilícita por parte de un vecino de la localidad antequerana que ofrecería sus servicios y ejercería como psicólogo sin la correspondiente habilitación.

Centradas las pesquisas en torno a este hombre, se pudo determinar que el investigado tenía en la puerta de su vivienda una placa profesional en la que se identificaba como psicoterapeuta y que, además, se publicitaba como tal a través de Internet.

Igualmente, los investigadores comprobaron que, sin disponer de la titulación académica requerida ni habilitación legalmente establecida, y atribuyéndose públicamente la cualidad profesional amparada por el título de psicólogo, había ejercido como psicoterapeuta en un colegio de la provincia malagueña y que trabajaba en un despacho profesional.

Consulta aquí más noticias de Málaga.