ETA
Iriondo está en busca y captura desde 2003. (ARCHIVO) 20MINUTOS.ES

Aitzol Iriondo, de 30 años, y no Asier Bengoa, como se informó en un principio , formaba parte del comando de tres etarras que el sábado 1 de diciembre atentó contra dos guardias civiles en Capbreton , en el sur de Francia. Así lo han asegurado a 20 minutos fuentes antiterroristas de la Benemérita, basándose en pruebas dactilares y de ADN.

Asier Bengoa no participó en el doble atentado. Se reunió con Saioa Sánchez, que sí estuvo en la mañana del sábado en el parking donde fueron tiroteados los agentes, un día después, el domingo, en Burdeos, avisado por los "tres etarras del comando asesino".

Iriondo, en busca y captura desde 2003, es el actual jefe de logística de ETA
Bengoa, definido como un ‘robacoches’ de la banda, se reunió con sus tres compañeros para ayudarles. Los cuatro decidieron separarse. Saioa y Bengoa, por un lado. Su periplo terminó el miércoles 5 de diciembre, cuatro días después del atentado, en Chateunfef de Randon. Los dos fueron detenidos.

Guardaespaldas etarra

Por el otro lado se fueron Ai-tzol Iriondo y el tercer etarra del comando asesino. Varias fuentes de la Guardia Civil aseguran que se trata de Garikoitz Aspiazu, alias Txeroki. De hecho, Iriondo fue "durante algún tiempo guardaespaldas de Txeroki ", señalan las mismas fuentes.

Los dos guardias civiles asesinados llevaban precisamente unos días instalando cámaras en algunos puntos de Capbreton intentando verificar una información: que esa pequeña localidad francesa era el último escondite elegido por Txeroki, jefe de los comandos de ETA.

Iriondo, en busca y captura desde 2003, es el actual jefe de logística de ETA, según fuentes policiales citadas ayer por la Cadena Ser. Las fuentes consultadas por este diario no le sitúan en un escalafón tan alto. Las investigaciones se centran ahora en esclarecer quién disparó a los guardias: Saioa, Iriondo o el tercer etarra huido. El arma homicida aún no ha sido hallada.

Detenido cuando renovaba el DNI

Ramón Sagarzazu, de 71 años, un histórico de ETA, fue detenido ayer cuando iba a renovar su DNI en una oficina de Irún. Sagarzazu quedó en libertad en octubre de 2006, después de que fuera arrestado por su supuesta relación con el aparato financiero de la banda. La detención de ahora, impulsada por la Audiencia Nacional, es por una causa pendiente de 1993. La Audiencia ha ordenado la detención de todos los miembros ‘históricos’ de ETA que aún tengan causas abiertas, unos 100 casos.