El suceso tuvo lugar en torno a las 11.55 horas de este lunes, cuando los dos menores informaron que un hombre acababa de realizar actos de exhibicionismo junto a ellos, en la calle Sauce.

Una patrulla no uniformada del GESC acudió al lugar. Mientras un agente recababa toda la información de los menores, que se habían situado fuera de la vista del acusado, el otro policía controlaba a distancia el comportamiento del sospechoso, sentado junto a la puerta de la iglesia de San Benito.

Los menores refirieron que un hombre joven se había dirigido a ellos minutos antes realizando actos de exhibicionismo y provocación sexual. A pesar de haberle recriminado tal acción, éste había continuado con la misma actitud, por lo que optaron por marcharse del lugar y llamar a la policía.

Estos hechos se pusieron en conocimiento de los padres de los afectados, manifestando que presentarían denuncia por lo sucedido junto con sus hijos.

El policía que observaba al sospechoso pudo comprobar que, al pasar a su lado una mujer de mediana edad, éste se levantó y ejecutó los mismos actos ya denunciados mientras seguía a la víctima a unos dos metros de distancia, en un recorrido de unos 10 metros.

Por todo lo expresado, la Policía Local procedió a la detención del individuo, resultando no portar documentación y manifestando ser ciudadano húngaro, de 34 años de edad y sin domicilio conocido. Se le trasladó a la Comisaría de Distrito de El Carmen, donde se instruyeron diligencias para el Juzgado de Guardia.

Consulta aquí más noticias de Murcia.