Imagen del vehículo interceptado.
Imagen del vehículo interceptado. POLICÍA FORAL

La Policía Foral inmovilizó este lunes dos vehículos por infracciones muy graves a la Ley de Seguridad Vial relacionadas con positivos en droga de sus conductores, mediando delito además en una de las dos actuaciones.

En Lodosa fue imputado un vecino de la localidad de 35 años por un delito contra la seguridad vial, al comprobar los agentes que carecía de puntos en su carné de conducir. Además fue denunciado por prueba indiciaria positiva en anfetamina, metanfetamina y cannabis, lo que supone una multa de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos. Los hechos se produjeron durante un control preventivo que una patrulla de Estella realizaba en la NA6540 (Lodosa-Alcanadre), con motivo de la campaña de drogas y alcohol.

Y en Tudela una patrulla de tráfico interceptó en la A68 (Autovía del Ebro) un vehículo que circulaba a gran velocidad, realizando adelantamientos bruscos y zigzagueando en sus maniobras. El conductor, novel y vecino de Ribaforada de 24 años, ofreció positivo en anfetamina, metanfetamina y cocaína, por lo que fue multado por infracción muy grave. Cuando su pareja fue a hacerse cargo del vehículo también dio positivo en anfetaminas, inmovilizándose el vehículo.

Además fue denunciado administrativamente por la conducción temeraria que dio origen a la actuación (500 euros y 6 puntos) y hacerlo además con uno de los neumáticos del vehículo en mal estado (200 euros), ha informado la Policía Foral en una nota.

Consulta aquí más noticias de Navarra.