La Audiencia de Sevilla ha condenado a 15 años de internamiento psiquiátrico a un esquizofrénico de 32 años que mató a un hombre de cinco puñaladas en La Algaba (Sevilla) porque «me miraba mal». El homicidio ocurrió en noviembre de 2006. El acusado mató con un cuchillo de 22 centímetros a la víctima, de 68 años.