Un hombre pasea por la montaña nevada
Un hombre pasea entre la nieve en O Cebreiro, en Lugo. EFE

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para este martes cielo muy nuboso y lluvias en todo el extremo norte peninsular con nevadas, a primeras horas, en numerosas áreas de la cordillera cantábrica y en el norte de Navarra. En dichas zonas, las temperaturas se mantienen en descenso, llegando a alcanzar valores muy bajos, y habrá heladas, sobre todo en los Pirineos.

En el resto de España, el cielo será poco nuboso o con algunos intervalos nubosos, sin descartar alguna lluvia débil y aislada en la Ibérica y en las béticas andaluzas. En las Islas Canarias se esperan lluvias localmente fuertes, principalmente en las de mayor relieve.

La cota de nieve se situará en torno a los 900/1.100 metros en el Cantábrico y entre 800 y 1.200 en los Pirineos.

El viento, por otra parte, soplará de componente norte o noroeste en la península y las Baleares, del oeste girando a componente norte en el litoral de Alborán, y del norte fuerte o con intervalos de fuerte en las Canarias.

El descenso térmico será más notorio en zonas interiores

En Galicia, la comunidad más afectada por el paso de la borrasca Ana, se esperan pocos cambios. Algunas heladas débiles asolarán Ourense y el sur de Lugo, mientras que las temperaturas mínimas irán en descenso en las zonas.

El cielo solo se mantendrá despejado en Madrid y Cataluña, a excepción de las zonas altas. En ambas comunidades el descenso térmico será notorio y las heladas esporádicas, aunque el viento puede ser fuerte en ciertos intervalos.