La designación de Madrid como sede para las Olimpiadas de 2016 podría suponer la llegada de unos 500.000 visitantes a la ciudad de Valencia.

El motivo es la ya prácticamente segura elección de la capital del Turia como subsede para acoger las regatas olímpicas de vela. Aunque la decisión final de la candidatura de Madrid se hará oficial mañana, Mallorca, la otra ciudad aspirante a ser subsede, ya anunció el martes que había sido descartada.

Así, además del medio de millón de visitantes, Valencia acogería a 1.000 periodistas y 400 deportistas, tal y como ya adelantó la alcaldesa, Rita Barberá.