La Audiencia de Valencia ha condenado a un joven a 20 años de cárcel y a pagar una indemnización de 120.000 euros por asesinar a su novia, en 2005. El agresor le asestó 22 puñaladas cuando ésta le dijo que quería dejarle, según la sentencia. De otro lado, un hombre fue detenido, el martes, por agredir a su pareja y herir con un cuchillo a la hija de ésta durante la discusión, según la Policía Local. El mismo día, los agentes detuvieron a otro hombre por maltratar a su novia.