Las tiendas de la Puerta del Sol y de su entorno, como son las calles Arenal, Carmen, Carretas y Preciados, podrán abrir a partir de «principios de 2008» todos los días del año, según confirmaron ayer fuentes de la Consejería de Economía.

Con esta medida «liberalizadora» se pretende que la capital se convierta en un gran destino que atraiga el turismo de compras, imitando así a otras grandes urbes, como Londres, Milán, París o Nueva York.

Para ello la Comunidad va a declarar esta área Zona de Gran Afluencia Turística, distinción que ya tienen 88 municipios, la mayoría en la Sierra, y entre los que se encuentra Arroyomolinos (donde está el centro comercial Xanadú). Hasta ahora sólo podían abrir todos los festivos y los domingos las tiendas con una superficie de menos de 300 m2. No obstante, el Ayuntamiento de Madrid ha remitido a la Comunidad la solicitud para que Sol tenga esta declaración turística. Mañana, en el Consejo de Comercio, «se aprobará, ya que cuenta con el respaldo del propio consejero y de la inmensa mayoría de los comerciantes», indicaron desde Economía.

«Es un despropósito»

Una vez aprobada, el nuevo calendario comercial entraría en vigor «a principios de 2008». Algunos sectores no han visto con buenos ojos esta iniciativa. La Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (Copyme) cree que «es un despropósito y sólo pretende legalizar las irregularidades del centro comercial Príncipe Pío y beneficiar a El Corte Inglés perjudicando a todas las tiendas de cercanía que existen en la zona» y defendió la apertura de sólo ocho domingos.

En esta misma línea se mostró ayer CC OO, que se opone a la declaración de Zona Turística de Sol por beneficiar «exclusivamente a El Corte Inglés, porque los demás comercios (al ser menores de 300 m2) pueden abrir todos los días y no lo hacen porque no les interesa».

De 8.00 a 0.00 horas

Desde el mes de noviembre la Comunidad y la Confederación Empresarial de Madrid (Ceim) están negociando liberalizar los horarios en los que las tiendas están abiertas. Además de que en 2008 los locales abrirán 22 días festivos, dos más que durante 2007, la propuesta también incluye una nueva regulación que permita a los comerciantes abrir sus negocios entre las ocho de la mañana y las doce de la noche.