«Tienen entre 16 y 17 años, son inseguros y viven en familias estructuradas de clase media y alta». Éste es, según el Defensor del Menor de Andalucía, José Chamizo, el perfil del joven que más se sienta en el banquillo en Andalucía. El año pasado, el número de menores que fueron enjuiciados en la comunidad creció un 18,1% respecto a 2004, según el Informe del Menor Andalucía 2006.

En total, fueron a juicio 6.619 menores, 1.015 más que hace dos años. De ellos, 2.299 tenían entre 14 y 15 años y los 4.320 restantes, entre 16 y 17 años. Almería y Jaén fueron las provincias en las que se registraron más casos. Uno de cada cuatro fue juzgado por delitos de lesiones, mientras que los robos con violencia e intimidación, hurtos y robos con fuerza rondaron un promedio de seis de cada 100.

Chamizo ha pedido que, igual que existe un Instituto Andaluz de la Juventud, se cree otro específico para la etapa de la adolescencia.

Censo juvenil. Casi 1,6 millones

En 2006, la población andaluza menor de 18 años ascendía a 1.590.280 chicos y chicas.

El 51,5% eran varones y el 48,5% restantes, mujeres. Había 76.091 menores extranjeros en nuestra comunidad.

Adicciones. En tratamiento 

El año pasado iniciaron tratamiento por adicciones 408 menores en la región. Seis de cada diez lo hicieron por consumo de cannabis y casi dos de cada diez, por cocaína. Aún así, esta droga baja un 10% respecto a 2003.

Ley de Mediación Familiar

Para José Chamizo, la puesta en marcha de la futura Ley de Mediación Familiar debe ser una «prioridad», al tratarse de poner en diálogo a las familias separadas en interés de los menores. La norma, aprobada el 29 de octubre por el Consejo de Gobierno, podría entrar en vigor a finales de 2008.

Nuevas tecnologías. Internet y teléfono

Cerca del 64% de los menores entre 10 y 14 años usan Internet, casi siempre en casa o en el colegio. Tienen móvil más de la mitad de los jóvenes de estas edades. Su uso crece un 42% respecto a 2003.