Accidente de tráfico
Un accidente de tráfico. CEIS

El alcohol, como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales, forma parte esencial de la estrategia de seguridad vial 2011-2020 de la Dirección General de Tráfico, que entre el 11 y el 17 de diciembre desarrollará una nueva campaña especial sobre control de la tasa de alcohol y presencia de drogas en conductores en la que un dispositivo de 220 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizarán en torno a 5.000 pruebas en vías interurbanas de la Región de Murcia.

Durante los fines de semana de lo que va de año, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha realizado un total de 190.300 pruebas de alcoholemia, con 3.000 positivos, lo que representa un 1,5% del total, según informa la Delegación del Gobierno.

En cuanto a posible presencia de drogas, se han realizado un total de 3.000 pruebas, con el resultado de 1.200 positivas, lo que supone el 40% del total, recordando, en este sentido, que los controles de droga se realizan entre aquellos conductores que, al ser parados en un control, presentan síntomas evidentes de haber consumido, por lo que el porcentaje de positivos siempre resulta elevado.

Desde la Delegación destacan, asimismo, la colaboración de las policías locales de la Región de Murcia en las campañas que lleva a cabo la DGT, ya que los controles de alcohol y drogas se realizan tanto en vías interurbanas como en urbanas, y no sólo por la noche, sino también durante el día. Hasta el momento se han adherido los municipios de Alguazas, Archena, Beniel, Bullas, Cartagena, Jumilla, Librilla, Mula, Puerto Lumbreras, San Javier, Santomera, y Torre Pacheco

Drogas en el organismo

El 12% de los fallecidos presentaba drogas en el organismo y el 18% alcohol en sangre Según los datos del Instituto de Medicina Legal de la Región de Murcia, de los fallecidos en accidente de tráfico durante 2016, el 12% presentaba drogas en el organismo y el 18% alcohol en sangre.

El consumo de alcohol y drogas también es peligroso para el peatón, subrayan desde la Delegación, que añade que el peatón, como usuario más débil de la vía, necesita también estar en pleno uso de sus facultades físicas y mentales para no correr riesgos. La ingesta de alcohol y/o drogas también supone un peligro como usuario de la vía pública. Y apunta que en zona urbana, el mayor número de fallecidos se produce por atropello.

Tras lo que recuerda que la percepción o percepción equivocada de su entorno, pérdida de visión, mayor asunción de riesgos, son consecuencias que se derivan de la ingesta de alcohol, aumentado la posibilidad de sufrir un atropello

Consulta aquí más noticias de Murcia.