La Audiencia Provincial condenó a 87 años y medio de prisión a los hermanos Rafael y Álvaro, conocidos como los píos, por el triple crimen de la calle Tajo en diciembre de 2005. En concreto, Rafael, que reconoció los hechos y exculpó a su hermano durante el juicio, fue condenado a 49 años y medio por dos delitos de asesinato (dos hermanos),  un delito de homicidio doloso (el de su propia cuñada a la que rebotó una bala) y otro de tenencia ilícita de armas.  Su hermano cumplirá 38 años por los dos asesinatos.