El 35% de los divorcios registrados en Euskadi durante el año 2006 precisó de intervención judicial. En concreto, fueron 1.946 de los 5.502 que hubo en nuestra comunidad en ese periodo. Según la Asociación de Padres y Madres Separados de Vizcaya (Abipase), esta circunstancia se ha incrementado en los últimos años y «puede provocar problemas psicológicos a los hijos».

Con el objetivo, precisamente, de proteger a los menores víctimas de las crisis producidas en estos procesos, y potenciar la custodia compartida, este colectivo ha organizado unas jornadas informativas los días 14 y 15 de diciembre en Bilbao.