La Generalitat se plantea multar
Una PDA lee el carné de transporte escolar de una alumna (M. A. Riu / ACN).

Tener un hijo que no vaya al colegio puede ser caro, además de preocupante. La Generalitat estudia sancionar a los padres que no se responsabilicen de que sus hijos vayan al instituto.

Esta medida contra el absentismo escolar es la solución propuesta por un estudio de la Universitat de Girona , hecho a petición de la Delegación del Gobierno.

Proponen designar un fiscal para estos casos e implicar a las fuerzas de seguridad
Los investigadores creen que la Administración debería definir
qué es absentismo y qué grados puede tener; designar un ente superior, como la Fiscalía, que obligue a los padres a responsabilizarse de que sus hijos vayan a clase; y crear una normativa que sancione a las familias que incumplan este deber.

El estudio detectó 657 casos de absentismo en la provincia de Girona en 2005-06, comprobando que se da por igual entre chicos y chicas y que el curso que más lo sufre es tercero de ESO.

Los escolares españoles son los que hacen más novillos (64%), seguidos de marroquíes (11%) y sudamericanos (6%). Además, el 37% de casos son de absentismo leve, el 13%, grave y el 19%, abandono total.

Para reducir estas cifras, CiU propuso ayer implicar a las fuerzas de seguridad y a los juzgados de menores.

Una PDA para ‘fichar’ alumnos

El Consell Comarcal del Bages ha empezado a utilizar una PDA y un lector de código de barras para controlar la asistencia de los alumnos que utilizan el autocar escolar, un trabajo que antes se hacía de forma manual a través de una lista.

Para ello, se ha incorporado un código de barras a los carnés de transporte escolar que identifican a los usuarios.

De momento el servicio funciona en 15 líneas (8 de Transporte Castellano y 7 de Transbages S. L.). Más adelante se implementará en el resto de líneas, unas 40.