Oso polar
Imagen del oso polar famélico que se ha convertido un símbolo de los estragos del calentamiento global. INSTAGRAM PAUL NICKLEN

El vídeo de un oso polar, famélico, moribundo, apenas sin fuerza para caminar, se ha convertido en todo un símbolo de la lucha contra el calentamiento global y las devastadoras consecuencias sobre numerosas especies.

Las imágenes fueron captadas en la isla de Baffin, en el Ártico canadiense, por el biólogo Paul Nicklen, que las difundió en su cuenta de Instagram y que en apenas tres días ha superado el millón de reproducciones.

"Todo mi equipo estaba luchando contra las lágrimas y las emociones cuando grabamos a este oso polar moribundo. Es una escena que destroza el alma y que todavía me atormenta, pero sé que necesitamos compartir tanto lo bello como lo descorazonador si queremos romper los muros de la apatía. Así es el hambre. Los músculos se atrofian. No hay energía. Es una muerte lenta y dolorosa. Cuando los científicos dicen que los osos polares se extinguirán en los próximos 100 años, pienso en la población global de 25.000 osos muriendo de este modo. No hay tiritas para esto. No hubo salvación para este oso en particular. La gente piensa que podemos poner plataformas en el océano o podemos alimentar a un oso muerto de hambre. La simple verdad es esta: si la Tierra continúa calentándose, perderemos a los osos y todos los ecosistemas polares. Este gran macho no era viejo, y con certeza murió horas o días después de este momento. Pero hay soluciones. Podemos reducir el impacto del carbón, consumir la comida adecuada, dejar de deforestar nuestros bosques y empezar a poner a la Tierra, nuestra casa, primero", dijo Nicklen.