El Ayuntamiento de Alicante deberá pagar en torno a 64.000 euros a un funcionario de la sala de exposiciones de la Lonja del Pescado debido a las casi 5.000 horas extras que había acumulado desde 1993, y que no fueron abonadas ni compensadas por días libres.

Un fallo del juzgado número 2 de lo Contencioso-Administrativo reconoce el «enriquecimiento injusto del Consistorio y la desigualdad de trato con respecto a otros compañeros a los que sí les ha compensado sus horas extras», razón que ha motivado la decisión de la magistrada, según ha publicado el diario La Verdad.

El Ayuntamiento ha recurrido la sentencia porque entiende que, como encargado, el funcionario tiene flexibilidad horaria.

La sentencia establece la multa a razón de 13 euros por hora extra trabajada y fija la compensación por las 4.932 horas y 55 minutos que, a fecha de 18 de diciembre de 2006, el trabajador había realizado de más, según un informe elaborado por el jefe del servicio de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Alicante.

El Ayuntamiento, que tiene tres meses para hacer frente a los 64.000 euros, ha recurrido, ya que considera que el trabajador no es un conserje, como él mismo señaló en el juicio, sino que tiene la categoría de encargado, que lleva aparejada una retribución extra por flexibilidad horaria.