Vivienda en venta
El cartel de 'Se vende' en la ventana de una vivienda de Madrid. CH. LIZARRALDE

Sube y sube, y de momento no hay techo. El precio de la vivienda terminada (nueva y usada) aumentó un 4% en noviembre en relación al mismo mes del año pasado. Según el índice Tinsa IMIE, son tres décimas menos que en octubre. La tasadora señala que la evolución de los precios en Cataluña se frenó en noviembre por la situación política y a la espera de las elecciones del 21 de diciembre

Entre enero y noviembre de este año el precio de la vivienda subió un 4,1%, frente al avance del 1,8% que experimentó en los once primeros meses de 2016. Los mayores incrementos interanuales registrados en noviembre en el precio de la vivienda se dieron en Baleares y Canarias (+6,8%) y en las capitales y grandes ciudades, con un aumento del 5,9% respecto a noviembre de 2016.

El ajuste acumulado del precio desde los máximos de 2007 baja al 38,9%Además de en las capitales y grandes ciudades y Baleares y Canarias, también subieron los precios en tasa interanual en las poblaciones más pequeñas (resto de municipios), con un alza del 2,6% en noviembre; en las áreas metropolitanas (+1,3%) y en la costa mediterránea (+1,1%).

Entre enero y noviembre, el precio medio de la vivienda se elevó un 4,1%, situándose por encima de este incremento Baleares y Canarias (+7,1%) y las capitales y grandes ciudades (+5,9%). Por su parte, las viviendas de las áreas metropolitanas acumulan en el año un avance de precios del 2,5%, mientras que las de la costa mediterránea han subido un 2,2% y las del resto de municipios, un 1,8%.

Según Tinsa, el ajuste acumulado del precio medio en España desde máximos de 2007 se situó en el 38,9% en noviembre. El ajuste supera la media nacional en la costa mediterránea (-47,6%), en las áreas metropolitanas (-43,4%) y en las capitales y grandes ciudades (-40,8%). Por el contrario, la menor variación de precios desde los niveles de 2007 correspondió a las poblaciones más pequeñas agrupadas en resto de municipios, donde el ajuste acumulado sumó un 35,8%, y a Baleares y Canarias, con un descenso del 25,8%.