Hasta el lugar acudieron efectivos del Consorcio de Bomberos de Tenerife, que aseguraron los vehículos accidentados y liberaron del interior del habitáculo a uno de sus ocupantes.

Mientras, el Servicio de Urgencias Canario (SUC) comprobó que el varón se encontraba en parada cardiorrespiratoria y le practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas y avanzadas sin obtener resultado, confirmando su fallecimiento.

Además, el personal médico asistió a otras dos personas; una mujer que presentó traumatismo en tórax de carácter leve y un varón con cervicalgia de carácter leve, siendo ambos trasladados en ambulancia al Centro de Salud de San Isidro.

Finamente, la Guardia Civil reguló el tráfico en la vía e instruyó las diligencias correspondientes.