No son modelos profesionales sino curas y seminaristas italianos que han posado en un calendario para ilustrar los meses de 2008 con la Santa Sede como telón de fondo.

Los doce jóvenes de carne y hueso posan en un anuario inundado por la austeridad de los hábitos y el morbo de la espiritualidad.

El Vaticano ha asegurado que el calendario no es oficial
Por cuarto año consecutivo, la fotos de Piero Pazzi en su calendario sacerdotal siguen teniendo un efecto exitoso en el mercado, y aunque el Vaticano ha asegurado que el calendario no es oficial, se ha llegando a alcanzar una tirada de 40.000 ejemplares.

El propio Pazzi, creador de la idea, asegura que se trata de un instrumento informativo para el turista que visita Roma, proporcionando nociones generales sobre el Estado del Vaticano, ya que sus páginas incluyen información sobre la capital de la religión católica acompañada de sensuales religiosos.

Para la edición de 2009, hay una invitación abierta en la web para sacerdotes y seminarista que estén de buen ver y quieran participar en la iniciativa.