El convenio tendrá una vigencia de tres años y prevé unos incrementos de un 1,5% para 2017 y 2018 y de un 2% para 2019; además, si la suma del IPC de los tres años supera la suma de los incrementos de los tres años, las mesas se actualizarán con esta diferencia, con un máximo del 9%.

CC.OO. también ha destacado que el acuerdo incorpora en el convenio la cláusula de subrogación para los trabajadores de los sectores del montaje y mantenimiento de líneas eléctricas, redes de telecomunicaciones y alumbrado público, entre otros, como ya recogen los convenios provinciales del metal de Barcelona, Tarragona y Girona.

Consulta aquí más noticias de Lleida.