Cáncer Próstata
Cáncer Próstata EUROPA PRESS/JCCM

Dos facultativas del servicio, María Lorente Sánchez y María Antonia Gómez Aparicio, han presentado recientemente el documento 'Braquiterapia en el cáncer de próstata, directo a la diana', que resume los resultados de la experiencia acumulada en el hospital ciudadrealeño.

Según estas especialistas, la braquiterapia de alta tasa de dosis es una opción recomendable para tratar tumores de riesgo bajo y medio y que, combinada con radioterapia externa, se está situando como tratamiento estándar para los cánceres de alto riesgo.

El Instituto de Salud Carlos III publicó el año pasado un informe de evaluación de técnicas sanitarias titulado 'Eficacia y seguridad de la braquiterapia de alta tasa de dosis como monoterapia en el tratamiento del cáncer de próstata', en el que señala que la braquiterapia es "efectiva, especialmente en pacientes de bajo riesgo e intermedio" e indica que se trata de una "alternativa coste-efectiva" frente a otros tratamientos.

El de próstata es el segundo cáncer más frecuente entre los varones en el mundo y el primero en España, por lo que constituye un importante problema de salud pública. Para tratarlo se recurre a la cirugía, tanto abierta como laparoscópica, y a la radioterapia externa o por braquiterapia o a una combinación de ambas.

BRAQUITERAPIA

La braquiterapia es una técnica cómoda y segura para el paciente, ya que requiere un número limitado de sesiones (1-3 fracciones), disminuye la irradiación de órganos sanos y, con ello, produce menos efectos secundarios así como menor repercusión en la vida cotidiana del paciente.

El procedimiento se realiza de forma ambulatoria, en el quirófano del servicio de Oncología Radioterápica, bajo anestesia epidural. Mediante control ecográfico, se insertan los catéteres rígidos en la próstata a través de la zona perineal.

Estos catéteres son los responsables de la entrada de la fuente radiactiva al área delimitada de tratamiento. El paciente es dado de alta en el mismo día pudiendo realizar sus actividades cotidianas con normalidad.

La braquiterapia se implantó en el Hospital de Ciudad Real en 2013 como tratamiento combinado con radioterapia externa en pacientes con cáncer de próstata de riesgo intermedio y alto riesgo. Desde enero de 2016, se viene utilizando como monoterapia, es decir, como tratamiento único, de tumores de bajo riesgo y casos seleccionados de riesgo intermedio.

Los castellano-manchegos diagnosticados de un tumor prostático disponen, por tanto, de la opción de someterse a este tratamiento de alta tecnología, efectivo y con escasos efectos secundarios en el servicio de Oncología Radioterápica del Hospital General Universitario de Ciudad Real.