Estas dos zonas, junto con la de Villaverde del Monte, amojonada hace veinte días, suman 4.560 hectáreas, sobre las cuales se han finalizado las actuaciones de la Consejería de Agricultura y Ganadería, reestructurando la propiedad y creando las infraestructuras de viales y de drenaje, que harán factible una mejor explotación de los recursos naturales.

En Gallinero, núcleo perteneciente al municipio de Almarza, se ha intervenido sobre una superficie de 1.586 hectáreas. Antes de concentrar la propiedad se distribuían en 5.966 parcelas de 389 propietarios. Los trabajos realizados han supuesto un número de fincas de reemplazo de 616, reduciendo, por tanto, el número de lotes al 10% del inicial.

Los datos de Beratón, en la ladera sur del Moncayo soriano, núcleo urbano de mayor altitud de la provincia, los resultados son aún mejores, ya que se ha pasado de 6.686 parcelas a 282 fincas de reemplazo. En este caso, la superficie de trabajo ha sido de 1.905 hectáreas, beneficiando a 88 propietarios.

Las actuaciones han sido realizadas por el personal del Área de Estructuras Agrarias del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de Soria en el caso de Beratón, mientras que en Gallinero han sido los técnicos de la Unidad Territorial del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León en Soria los responsables de la definición de la nueva estructura productiva.

Importantes inversiones en la mejora de infraestructurasEn las dos zonas se han ejecutado sendos proyectos de mejora de infraestructuras rurales con motivo de la concentración parcelaria, financiados al 100% por la Junta de Castilla y León. Estos trabajos han supuesto la creación de sendas redes de caminos rurales afirmados que permiten el acceso adecuado a los distintos parajes, las medidas preventivas de seguridad y salud en las citadas obras, la protección del patrimonio arqueológico y medidas de restauración del medio natural.

En ambas zonas se han construido balsas impermeabilizadas para el almacenaje de aguas de manantiales locales. Estas infraestructuras han permitido crear puntos de carga de agua para el operativo de lucha contra los incendios forestales y para el abastecimiento del ganado.

El presupuesto invertido en Gallinero en esas obras de infraestructura rural, ejecutada junto con las de Sepúlveda de la Sierra y Segoviela, fue de 1.954.979,21 euros, y se ejecutó en el año 2010 por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León. Por este mismo ente público de la Consejería de Agricultura y Ganadería se financiaron las obras de la zona de Beratón por un total 1.894.437,33 euros, ejecutadas en el año 2006.

El acuerdo entre todos los cultivadores de ambas zonas para la realización de las labores conforme al nuevo parcelario ha permitido que se adelante un año la toma de posesión efectiva de los lotes. Con la puesta a disposición de las nuevas fincas se podrá mejorar la productividad agraria, ganadera y forestal de estas zonas.

EN 2017 SE HA ACTUADO EN 13 ZONAS

Durante el año 2017, de acuerdo con los objetivos reflejados en el Mapa de Infraestructuras Agrarias de Castilla y León, se ha seguido avanzando con los trabajos de concentración parcelaria en la provincia de Soria, tanto desde el Área de Estructuras Agrarias de Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería como desde la Unidad Territorial del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL).

Se ha actuado en 13 zonas que afectan a 30.838 hectáreas y 1.930 propietarios. Se han realizado estudios técnicos previos en cinco zonas (Dévanos, Cueva de Ágreda, Deza, Cihuela y Campillo de Buitrago); bases provisionales en dos (Canal de Ines y Canal de Eza); bases definitivas modificadas en dos (Fuentegelmes y Zayuelas II); acuerdos en cuatro (Herrera de Soria, Beratón, Gallinero y Valverde del Monte) y replanteos en tres (Beratón, Gallinero y Valverde del Monte).

La demanda de esta actuación técnico-jurídica continúa vigente entre los profesionales de la agricultura y la ganadería, a pesar de que desde 1953 se han finalizado un total de 437 zonas. La Ley Agraria de Castilla y León, promulgada en 2014, sigue confiando en el proceso de concentración parcelaria como herramienta fundamental en la mejora de las estructuras productivas en el agro de la Comunidad, e incluso la hace obligatoria para poder financiar actuaciones en modernización de regadíos.

Consulta aquí más noticias de Soria.