María Chivite.
María Chivite. EUROPA PRESS

Chivite ha presentado en rueda de prensa las enmiendas parciales de su partido a la reforma fiscal para el año que viene, que ha calificado de "razonables" y que "pueden concitar un amplio consenso porque se basan en la progresividad, en la justicia y en la corresponsabilidad fiscal porque las empresas tienen que contribuir fiscalmente al desarrollo de la Comunidad".

Ha señalado la dirigente socialista que no comparten "buena parte" del proyecto de reforma fiscal del Ejecutivo y ha añadido que "el Gobierno y sus socios dejan a la mayoría de los trabajadores en situación de clara pérdida de poder adquisitivo". "Nos parece injusto que el esfuerzo lo tengan que hacer los de siempre, las rentas bajas y medias, que ya soportan la mayor parte del peso impositivo", ha comentado, para pedir al cuatripartito que "estudie" las propuestas socialistas.

Según ha añadido, "el esfuerzo hay que hacerlo de manera justa y equilibrada y no vemos que esta reforma del Gobierno sumada a la del año pasado sea justa socialmente". "Subir impuestos es el camino más fácil y el difícil es que el Gobierno haga su tarea y la tiene que hacer sobre todo en lo relativo al fraude fiscal", ha dicho, para añadir que la propuesta del Ejecutivo en esta materia "no es nada ambiciosa" y "sí rácana".

El PSN ha propuesto, en materia de IRPF, la deflactación de la tarifa, es decir, que "los salarios se actualizan el IPC y que se haga lo mismo con la tarifa del IRPF". También ha planteado que se modifique el tratamiento de los hijos ya que "la propuesta del Gobierno es bastante rácana y penalizar a las familias no creemos que sea una buena decisión".

Según ha dicho, "también elevamos el mínimo personal y familiar exento en la renta con respecto a lo que plantea el Ejecutivo hasta 1.402 euros". En cuanto al gravamen del ahorro, el PSN propone que sea del 19 por ciento entre 0 y 6.000 euros; del 21 por ciento entre 6.000 y 50.000 euros; y del 23 por ciento, de 50.000 euros en adelante.

En cuanto a la vivienda, los socialistas piden conservar la deducción por vivienda para "todas las tipologías" y ha valorado que el cuatripartito "haya rectificado" en esta materia. En planes de ahorro, propone mantener la reducción del 40 por ciento en las prestaciones que se recuperen en forma de capital, a partir de 2018.

Sobre el Impuesto del Patrimonio, el PSN ha abogado por "ampliar la deducción de bienes empresariales del 80 por ciento al 95 por ciento a partir de un millón de euros" y subir el mínimo exento a 800.000 euros. Y en el Impuesto de Sociedades, plantea mantener los tipos de gravamen vigentes actualmente.

En el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, "nos parece bien la progresividad", ha dicho Chivite, quien pide dejar exentos los primeros 400.000 euros y a partir de ahí, tipos progresivos hasta el 2 por ciento. Finalmente, en producción de energía fotovoltaica, propone recuperar la exención del 100 por 100.

Consulta aquí más noticias de Navarra.