Luis Bárcenas
Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional. EFE

La jueza Rosa María Freire ha decidido abrir juicio oral por la destrucción de los ordenadores de Bárecenas. De esta manera, el PP será el primer partido de la democracia española que se ve involucrado en una causa penal.

A la actual tesorera del partido, Carmen Navarro, a su director jurídico, Alberto Durán, y al jefe de informática José Manuel Moreno se les atribuyen los delitos de encubrimiento y daños informáticos.

El Partido Popular recurrirá a la doctrina Botín para evitar ser juzgado. Esta consiste en alegar que nadie puede ser juzgado si el fiscal y la acusación particular le acusan.

Según la jueza, hay una "íntima conexión entre los delitos objeto de acusación, los daños informáticos y el encubrimiento, que incluso operarían en concurso ideal, según alguna de las acusaciones". "Ello impide apreciar en este momento procesal la consideración de la naturaleza estrictamente privada del delito de daños informáticos, y la consiguiente aplicación de la conocida Doctrina Botín", señala.