Marea
Los componentes del grupo de rock navarro Marea. AGENCIAS

El Ayuntamiento de Aranda de Duero (Burgos) no ha llegado a un acuerdo con el grupo Marea para que celebre el 28 de diciembre, tal y como estaba previsto, el concierto que la formación navarra anuló en las fiestas patronales del pasado septiembre.

El concejal de Festejos, Sergio Ortega, ha explicado que en septiembre el grupo suspendió el concierto debido al fallecimiento del padre de uno de los miembros y ahora Marea "ha impuesto unas condiciones que no podemos aceptar".

Un caché excesivo

Ortega ha señalado que las peticiones se han incrementado con respecto a lo pactado en septiembre, ya que Marea "exige un caché demasiado excesivo, de 5.000 euros más IVA" y un escenario de unas dimensiones que el Ayuntamiento de Aranda no dispone.

El grupo navarro pide un escenario que el Ayuntamiento debería alquilar para poder desarrollar la actuación

Así, el grupo navarro pide un escenario que el Ayuntamiento debería alquilar para poder desarrollar la actuación, de forma que se incrementarían de forma notable los gastos que tienen que asumir las arcas municipales.

El Ayuntamiento proponía ocho personas para carga y descarga y Marea ha exigido veinte trabajadores para desarrollar estas labores, además de un servicio de comidas "desproporcionado", según ha apuntado Ortega.

Marea pide que las entradas se vendan a 18 euros y que el dinero recaudado en taquilla se destine íntegramente para el grupo, así como la recaudación de las barras de bar que se iban a colocar en el polideportivo Príncipe de Asturias.

Ortega ha afirmado que esos gastos no se los podían permitir y ha apuntado que no les parecen justos, por lo que descarta la posibilidad de volver a negociar con el grupo otra fecha con estas condiciones.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BURGOS