El líder del PP, Mariano Rajoy, ha aceptado este martes la propuesta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de mantener un debate en televisión antes de las elecciones, pero ha precisado que prefiere celebrar tres cara a cara en las televisiones privadas y con tres distintos formatos.

Debates en televisión bien organizados pueden ser muy útiles para la gente

Rajoy ha reconocido que "es bueno" que haya debates entre los candidatos de los dos partidos más importantes de España. "Yo creo que unos debates en televisión bien organizados pueden ser muy útiles para que la gente pueda
conocer las propuestas y el diagnóstico de las situaciones de cada uno de los candidatos", ha explicado el líder del PP.

Sin embargo, Rajoy pone como condición que el debate con Zapatero no se produzca en la televisión pública (TVE). Quiere que sea en Antena 3, Telecinco y Cuatro para, ha dicho, "garantizar la pluralidad informativa".

El líder del PP también ha puesto sobre la mesa los temas que deberían tratarse: la territorialidad y el modelo de Estado, el problema de la lucha contra el terrorismo y la inmigración, y la economía.