Una de las máquinas de la DPT trabajando en una carretera de la provincia
Una de las máquinas de la DPT trabajando en una carretera de la provincia DPT

Con este operativo, la institución pretende asegurar la seguridad y el correcto tránsito de las personas por las carreteras provinciales de su competencia, haciendo especial hincapié en las vías que comunican de manera más rápida y efectiva las poblaciones con los hospitales y centros de salud y en segundo término con los colegios e institutos.

Para asegurar estos objetivos, el presidente de la Diputación de Teruel y responsable del área de Vialidad Invernal, Ramón Millán, ha recordado que debe trabajarse de manera coordinada con otras administraciones para que no se vea perjudicada la población especialmente en casos de nevadas extraordinarias como sucedió a principios de este año en la comarca de Gúdar-Javalambre y Maestrazgo.

"En nuestro caso tenemos competencia sobre aproximadamente el 40 por ciento de la geografía provincial, especialmente carreteras secundarias, siendo el 60 por ciento restante del Gobierno de Aragón además del Gobierno central cuyo ámbito competencial son las carreteras nacionales y las autovías, así como la coordinación".

Sin embargo, ha continuado, "una vez realizado este reparto hemos entendido que debemos apoyarnos con independencia de las zonas asignadas para dar respuesta efectiva ante las necesidades de la ciudadanía atendiendo las zonas conflictivas según proximidad y grado de eficiencia".

Desde el pasado 15 de noviembre todos los efectivos de la Diputación de Teruel realizan labores de prevención en las once rutas trazadas para atender la provincia.

RENOVACIÓN PROGRESIVA

Desde hace tres años, la gran apuesta que está realizando el servicio de Vialidad Invernal de la DPT es la renovación progresiva de los vehículos para mejorar la atención y el servicio. "Estamos modernizando toda la flota de manera progresiva ya que nos encontramos con camiones con más de 30 años de antigüedad que suman más de un millón de kilómetros y que pueden dificultar el trabajo", ha dicho Ramón Millán.

De hecho, desde 2015 la institución provincial invierte cada año una media de 210.000 euros en la adquisición de un nuevo vehículo, esparcidores de sal o quitanieves. Este año también lo hará a principios de 2018 habilitando una partida en los Presupuestos de la institución para ese año en los que ya se está trabajando.

Finalmente, para esta temporada, la Diputación Provincial ha llegado a acuerdos de refuerzo con empresas privadas afincadas en cada comarca para poder contar con sus efectivos en situaciones de emergencia.

HASTA 70 PERSONAS

El operativo humano de la Diputación de Teruel que trabaja directamente en vialidad invernal se cifra en unas 30 personas que están adscritas al Servicio de Vías y Obras, contando los conductores de vehículos (incluidos los de comarcas y ayuntamientos conveniados) y los técnicos de coordinación y guardia.

No obstante, el operativo humano puede llegar hasta las 70 personas en caso de necesidad.

En cuanto a los medios técnicos, en la actualidad se dispone de cinco camiones 6x6 con cuña quitanieves y esparcidor de sal, tres camiones 4x4 (también con cuña y salero) y dos vehiculos pick-up con cuña y salero. A ellos se suman tres camiones 4x4, un camión y un pick-up de los ayuntamientos y comarcas.

Desde hace cinco años, además, la Diputación provincial de Teruel suscribe convenios de colaboración con algunas comarcas y ayuntamientos con el objetivo de ofrecer un alto grado de eficacia en aquellas zonas que presentan una mayor complejidad en la red provincial y local.

Así, la Diputación Provincial de Teruel convenia con los ayuntamientos de Fortanete, Gúdar, Guadalaviar y Camarena de la Sierra así como con las comarcas de Maestrazgo, Matarraña y Sierra de Albarracín por un importe global que esta temporada superará los 90.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Teruel.