La sentencia recoge para Driss Fached una pena de 20 años de prisión, inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena y la privación de la patria potestad en relación a su hijo.

Asimismo, y en virtud de lo establecido en el art. 57 del Código Penal, se le atribuye la pena de prohibición de aproximación a menos de 500 metros de su hijo y los hermanos, cuñados y padres de la fallecida, que incluirá su domicilio, lugar de trabajo, lugares de ocio y cualquier otro en el que los mismos se encuentren y de comunicación por cualquier medio con todos ellos por tiempo de 30 años.

El acusado indemnizará al hijo de su relación con la asesinada Rachida con 210.000 euros y a los padres de la víctima en 90.000 euros por daños morales, cantidad que se verá incrementada en los intereses legales, conforme a lo establecido en el art. 576 de L.E.C.

La Audiencia Provincial de Soria entregó el día 20 de noviembre el objeto del veredicto al jurado popular, instruyéndoles acerca de su cometido, tras lo cual inició su deliberación reservada, que finalizó el día 21 de noviembre, entregando el acta de emisión y justificación del veredicto y declarando culpable al acusado.

La sentencia se ha comunicado este lunes a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Castilla y León a interponer, en su caso, en el plazo de diez días.

Driss Faseh propinó una brutal paliza a su esposa Rachida Nour y seguidamente la asfixió, todo ello en presencia del bebé de ambos, de dos meses.

Los forenses certificaron que su cuerpo presentaba al menos ocho golpes en la cabeza y varios en el resto del cuerpo, aunque especificaron que no fue la causa de la muerte ya que la víctima falleció por asfixia.

Consulta aquí más noticias de Soria.