Según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa, la detenida accedió al centro de trabajo donde trabajaba y sustrajo los medios de pago a sus ex compañeras, quienes les habían permitido acceder a la dependencia de descanso donde estaban sus enseres.

La mujer entró en la sala de descanso de los trabajadores en dos centros de trabajo, despachos de pan donde antes trabajó, abusando de la confianza por haber sido compañera. Según detalla la Delegación, se aprovechó de su avanzado estado de gestación para poder entrar en zonas restringidas donde se encontraban los efectos personales de las trabajadoras, de donde sustrajo documentos oficiales, dinero y tarjetas de crédito.

Consulta aquí más noticias de Albacete.