Audiencia Provincial de Madrid
Sala de juicios de la Audiencia Provincial de Madrid, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

La Fiscalía pide en sus conclusiones provisionales diez años de prisión para Sergiu Manuel M. por asestar en 2014 una fuerte cuchillada a su mujer en la frente y otras muchas en diversas partes del cuerpo, en el domicilio en el que residía la pareja en Madrid.

La Audiencia Provincial de Madrid juzga este lunes a Sergiu Manuel M. por delitos de homicidio en grado de tentativa y coacciones graves en el ámbito familiar.

Tal y como consta en el escrito de acusación de la Fiscalía, en la mañana del 24 de agosto de 2014, entre las cinco y veinte de la madrugada y las diez de la mañana, Sergiu Manuel M. realizó 19 llamadas y envió cuatro mensajes al teléfono móvil de su pareja, que se encontraba en un centro de acogida de Madrid.

Añade que el objeto de esas comunicaciones era "menoscabar la tranquilidad y perturbar el sentimiento de libertad y de paz personal de la mujer además de forzar su voluntad y obligarla a que se fuera a vivir con él".

El fiscal agrega que el acusado amenazó a la mujer que de lo contrario se marcharía con su familia a Rumanía llevándose al hijo que tenían en común, de tal forma que la víctima cedió a la presión y accedió a las pretensiones de su pareja.

Ya en su domicilio, en los días sucesivos el agresor continuó con su estrategia de coacción y entabló con ella numerosas discusiones a causa de los celos de él, controlaba sus movimientos constantemente y la insultaba con episodios de violencia.

En su ánimo de controlarla llegó a llamarla hasta en 124 ocasiones entre las dos y las siete y veinte de la tarde del 25 de agosto de 2014.

Tres días más tarde y en medio de este clima de tensión, entre las cinco y las siete de la tarde, movido por sus "celos exacerbados", atacó en el domicilio a la mujer con un cuchillo, siempre según el fiscal.

En concreto le asestó una fuerte puñalada en la frente ante lo que la mujer se cubrió y pudo repeler la agresión pero el acusado continuó el ataque y le propinó numerosas cuchilladas en las manos, los brazos, los hombros y la espalda, por lo que cayó finalmente al suelo mientras el agresor se daba a la fuga.

Complicidad de los familiares

Instantes después entraron en el domicilio cinco familiares de Sergiu Manuel M. que encontraron a la víctima tumbada en el suelo y ensangrentada.

Ella les pidió que llamaran a una ambulancia "pero actuando conjuntamente con el propósito de infundir temor" a la mujer la conminaron a que dijera que se había caído accidentalmente en el baño por las escaleras y que se había cortado con unos cristales.

Le dijeron que de lo contrario no llamarían ni a una ambulancia ni a la Policía y finalmente una de las familiares llamó al 112 y manifestó que la herida se había caído en el baño y se había hecho unas incisiones al romperse el espejo del mismo.

El fiscal pide tres años de prisión por amenazas graves para cada uno de estos cinco familiares de Sergiu M., que fue detenido el 29 de agosto de 2014, cuando el Juzgado de Instrucción ordenó su ingreso en prisión provisional, mientras que para el resto acordó una orden de alejamiento respecto de la mujer.

Consulta aquí más noticias de Madrid.