Crece un 150% la mortalidad de los transportistas en Euskadi, con cinco fallecidos en 2017, dos de ellos por infarto

  • BILBAO, 25 (EUROPA PRESS)
Accidente mortal camión cisterna
Accidente mortal camión cisterna
TWITTER

Un total de cinco transportistas han fallecido en accidente laboral en Euskadi en lo que va de año, lo que supone un aumento del 150% con respecto a las dos muertes registradas en cada uno de los tres años anteriores (2014, 2015 y 2016). A esta cifra hay que sumarles otras dos muertes de camioneros vascos sucedidas, una en Cataluña por un infarto y otra en Burdeos (Francia) en un accidente de tráfico, según datos facilitados a Europa Press por el sindicato Hiru.

Se da la circunstancia de que tres de la muertes de este año se debieron a infartos, dos registrados en Euskadi, y el último, el pasado día 8 cuando una vecino de Orio falleció en Barcelona de un fallo cardiaco mientras estaban descargando su camión.

Desde el sindicato Hiru han lamentado que éste está siendo un año "negro" por la mortalidad en accidente laboral del sector del transporte

por carretera y han denunciado que se intenten "camuflar como accidentes de tráfico lo que para los conductores profesionales es un accidente laboral".

Asimismo, han reprochado las dificultades añadidas que padecen estos trabajadores ante algún tipo de siniestro en su condición también de autónomos. "Es difícil que las mutuas cataloguen algo como enfermedad laboral. La compensación no es la misma y los autónomos tienen que pagar un suplemento para optar a esa compensación económica por baja laboral", han explicado.

INFARTOS

Respecto al aumento de las muertes por infarto de transportistas vascos (tres este año, por ninguna en 2016, una en 2015 y ninguna en 2014), Hiru las ha achacado al estrés que sufre este sector que pasa en la carretera "diez o doce horas diarias". "Todo el mundo quiere que llegues rápido para descargar rápido y cargar rápido de nuevo, con lo que el estrés se incrementa", han indicado, para recordar que desde 2007 la situación es "peor, ya que aprietan más y pagan menos".

En parecidos términos se han pronunciado desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, UPTA-Euskadi, que ha denunciado que "las condiciones de trabajo en el sector autónomo del transporte han degenerado de tal manera que no es nada raro" que aumenten los infartos de estos trabajadores.

Asimismo, ha denunciado como otro de los factores que aumentan la siniestralidad, el anuncio de la Diputación de Gipuzkoa que implantará un peaje para vehículos pesados en la carretera N-1. "Son varios cientos de euros que se rebajan de los ya escasos beneficios que genera el transporte en la zona. Si tienes que trabajar más horas y con los precios que te pongan, porque no te queda otro remedio, eso aumenta la siniestralidad", han explicado.

En esta línea, ha apuntado que el aumento de los costos, como los nuevos peajes en Gipuzkoa, genera una "necesidad objetiva de que la gente trabaje en las condiciones que sea, diez o doce horas, saltándose la normativa internacional y la nacional". "No me extrañaría nada que detrás una subida en infartos estén estas condiciones de vida", han concluido.

DATOS DE OSALAN

Los últimos datos de Osalan correspondientes a los nueve primeros meses del año muestran un total de 643 accidentes laborales en jornada en el sector del transporte terrestre y por tubería, en los cuales hubo que lamentar siete heridos graves. Los accidentes in itinere fueron 44, todos con heridos leves.

Estas cifras son prácticamente idénticas a las del periodo enero-septiembre de 2016, cuando se contabilizaron 647 siniestros en jornada y once heridos graves. Los accidentes in itinere fueron 48, con dos heridos graves.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento